¿Dientes Sensibles? ¡No tengas miedo a comer helado!

Comer o beber algo muy frío o muy caliente cuando tenemos los dientes sensibles puede
ser una experiencia muy dolorosa. Esto se debe a que la exposición de la dentina a los
cambios de temperaturas, cepillarse los dientes demasiado fuerte o rechinar los dientes
puede provocarnos un dolor transitorio. En este post te contamos cómo puedes prevenir tus
síntomas de sensibilidad dental.

● Cepíllate los dientes correctamente: Es recomendable que cuentes con un cepillo
con filamentos suaves, con extremos redondeados y una superficie lisa. Esto evitará
la abrasión del esmalte y la retracción de las encías, reduciendo así la sensibilidad
dental.
● Pasta y enjuagues para dientes sensibles: Usar una pasta poco abrasiva e hilo
dental, puede ayudarte a mejorar tu problema. También es recomendable contar con
un enjuague especial.
● Evita los cambios bruscos y controla tu alimentación: Reducir los cambios de
temperatura evitará que sufras un dolor innecesario. Además, algunos alimentos
aceleran el desgaste del esmalte, haciendo que empeore tu sensibilidad dental. Ten
especial cuidado con alimentos ácidos como zumos, vinos o refrescos.
● No introduzcas objetos extraños: Morder un bolígrafo, lápiz o cualquier tipo de
objeto puede dañar nuestra dentadura y aumentar nuestro problema. Intenta evitar
esta mala costumbre.
● Acude a un dentista: Si el problema sigue existiendo, no dudes en acudir a un
dentista. En Clinica Dental El Parque tenemos profesionales que se encargarán de
darte el mejor asesoramiento posible. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.